Una hermosa isla, dos destinos grandiosos

by rominacelio

 

Considerada desde hace tiempo una gema del Caribe Oriental, la pintoresca isla de St. Maarten/St. Martin es un excelente puerto de escala para los viajeros que deseen probar el famoso y relajado estilo de vida del Caribe con algo de refinamiento europeo —¡en dos sabores distintos! —. Los Países Bajos y Francia comparten la soberanía del lugar, y es la isla más pequeña en el mundo bajo la administración de dos naciones diferentes.

El puerto principal se ubica en el poblado de Philipsburg en St. Maarten, el lado holandés de la isla. Como resultado, esa parte recibe mayor influjo de turistas. Justo en el muelle hay varias tiendas libres de aranceles para atender a los visitantes. Los viajeros que quieran aventurarse un poco más pueden recorrer con facilidad el centro de Philipsburg, con muchas calles peatonales, donde encontrarán más tiendas libres de impuestos y excelentes lugares para comer. Los sitios para abordar un taxi están situados convenientemente en el muelle, y ofrecen de todo, desde simples viajes sólo de ida hasta paseos de todo el día por la isla.

Los huéspedes que visiten St. Maarten pueden tomar parte en una gran variedad de actividades. Mucha gente se reúne en los populares casinos y resorts, mientras que los entusiastas del ejercicio al aire libre participan en emocionantes excursiones, buceo con escafandra y paseos a caballo. Para disfrutar una experiencia única, los viajeros pueden detenerse en la Exhibición Cinematográfica Yoda Guy, donde Nick Maley —un diseñador que ha trabajado en varios proyectos de animatrónica en Hollywood— muestra sus recuerdos del cine.

El lado francés, llamado St. Martin, es fácilmente accesible a los pasajeros que atraquen en St. Maarten. Ahí hay atractivos fascinantes, que seducen a vacacionistas con todo tipo de intereses. La Granja de Mariposas ofrece incontables oportunidades para tomar coloridas fotografías. Los entusiastas de la historia disfrutarán las ruinas de Fort Louis, mientras que a los excursionistas ávidos les encantará caminar por el bosque tropical en el Pic Paradis, el punto más alto de la isla. En la pintoresca ciudad capital de Marigot, los amantes de la buena comida pueden reunirse y disfrutar una asombrosa variedad gastronómica. Con frecuencia, los fanáticos de las compras podrán encontrar productos franceses de lujo en las tiendas libres de aranceles.

La isla de St. Maarten/St. Martin ha ganado grandes elogios por sus hermosas y extensas playas, especialmente Orient Bay, parte de la cual es famosa como centro nudista. No obstante, hay otras 36 playas en donde los visitantes más recatados y las familias pueden tenderse a disfrutar el sol y el surf.

 

You may also like