Toma un crucero, expande tu mente

by Royal Holiday Cruises

 

Hace algunas semanas, en Royal Holiday Cruises señalamos algunos beneficios que los viajeros reciben cuando se embarcan en el mar: sol y viento, relajación, experiencias estimulantes y nuevos amigos. Pues bien, resulta que los efectos positivos de viajar no se reducen a construir un cuerpo más saludable y hacer amigos. De hecho, investigaciones científicas en años recientes han demostrado que los viajes también pueden mejorar la mente.

Prácticamente todos los cruceros ofrecen una variedad fascinante de actividades de enriquecimiento personal, como seminarios informativos y excursiones a la costa. Sin embargo, los beneficios mentales de tomar un crucero van mucho más allá de sesiones de preguntas y respuestas con un guía o instructor.

Las vacaciones, de hecho, brindan elementos positivos cruciales que en verdad pueden estimular la creatividad. Todos saben que además de los efectos positivos sobre el corazón y el cuerpo, un poco de descanso y relajación es una forma grandiosa de aclarar la mente. El viajar lleva esta idea un paso más allá al poner a la persona en un nuevo ambiente, donde su mente puede aprovechar su estado relajado y desarrollarse.

La experiencia de un viaje en crucero expone a la persona a una enorme variedad de sensaciones poco familiares, personalidades, lenguajes, gastronomías y otras “miniaventuras”. De acuerdo con los científicos, esta clase de experiencias estimulan físicamente al cerebro. Incluso unas vacaciones cortas lejos de casa, visitando nuevos ambientes y culturas, abren para los viajeros nuevas y emocionantes perspectivas y oportunidades para la resolución de problemas.

Considera todas las experiencias ordinarias que se convierten en verdaderos acertijos cuando las exploras en un exótico puerto de escala. ¿Cómo llego a esa atracción turística? ¿De qué estilo es esa asombrosa música? ¿Cómo digo “gracias” en el lenguaje local? ¿Qué es exactamente este platillo en el menú?

El enfrentar pequeños desafíos como éstos hace más flexible la mente. E igual de importante, también separa mentalmente al viajero del trabajo y el resto de la vida cotidiana. Alejarse de viejos hábitos y ambientes familiares ofrece una nueva perspectiva, más distante —y esto es lo que estimula la creatividad y las habilidades para resolver problemas, de acuerdo con los expertos.

Así que la próxima vez que te encuentres disfrutando la brisa marina en la cubierta de un barco, no dejes que el trabajo u otras preocupaciones te inquieten. ¡Recuerda que el ejercicio mental de unas relajantes vacaciones en un crucero podría hacerte más creativo y más productivo cuando vuelvas a casa!

You may also like