El Pacific Princess

El pequeño Pacific de Princess ofrece a los socios de Royal Holiday las mismas elegantes amenidades que sus barcos hermanos pero en una experiencia más clásica y relajada. Con capacidad para poco menos de 700 pasajeros, un viaje a bordo del Pacific de Princess se define por su casual elegancia y una agradable sensación de camaradería.

Todos los días a bordo del Pacific de Princess los pasajeros se mantendrán ocupados con incontables oportunidades de relajación, compras, aprendizaje y juegos. Los pasajeros pueden nadar tranquilamente en la alberca principal, relajarse en alguno de los spas o incluso reposar en alguna de las tinas de hidromasaje del barco. Los que quieran acelerar el corazón pueden hacerlo en las instalaciones del gimnasio que se encuentra en el “Lotus Spa”, así como en la pista de carreras. Incluso los golfistas cuentan con un lugar en el cual mantener su técnica pues hay una jaula para prácticas. Para estar siempre en contacto, los pasajeros pueden utilizar el servicio de internet inalámbrico las 24 horas del día. También pueden encontrar el “Card Room”, tiendas, biblioteca e incluso cursos “ScholarShip@Sea” impartidos por expertos locales.

Desde acogedor hasta ostentoso, desde relajador hasta intenso, el Pacific de Princess ofrece una vida nocturna llena de actividades para los pasajeros. El teatro, diseñado buscando obtener la mejor acústica posible, presenta películas para que los socios de Royal Holiday disfruten de su sonido e iluminación de última generación. También presenta espectáculos de algunos de los mejores actores que hay en alta mar. Para aquellos que prefieran música y una íntima conversación, hay tres bares temáticos, cada uno con la atmósfera ideal para el encuentro. Y para los que prefieran una noche llena de energía, se encuentra el “Pacific Lounge” en el cual podrán bailar toda la noche, mientras que los que quieran algo más arriesgado pueden visitar el casino.

No hay crucero de Princess que esté completo sin una exquisita selección de alimentos. Por lo que cada día, los chefs del barco preparan deliciosos e innovadores platillos en el comedor principal, donde los socios de Royal Holiday disfrutarán de la tradicional comida en crucero junto con el resto de los pasajeros mientras son atendidos por un equipo muy dedicado. Y para cuando se antoja algo más elegante, hay tres restaurantes de especialidades, el “Sabatini’s”, el “Sterling Steakhouse” y el “Ultimate Balcony”, los cuales ofrecen menús para satisfacer a cualquier paladar. Claro que también se pueden encontrar por todo el barco un gran número de comedores casuales que ofrecen desde pizza hasta el té de la tarde o un café en cualquier momento.

Después de un día lleno de diversión y energía, los socios de Royal Holiday se encontrarán con un alojamiento de primera clase para descansar en completa comodidad. Con un amplio arreglo de camarotes disponibles y servicio al cuarto 24 horas al día, el barco ofrece exactamente el cuarto que cada pasajero necesita. Los acogedores camarotes interiores son una económica, pacífica y tranquila opción, mientras que la espaciosa suite con balcón y centro de entretenimiento, tina de hidromasaje y una majestuosa vista al mar es la opción de los que quieran disfrutar del máximo lujo. Desde íntimo hasta espectacular, hay una opción para todos.

Leave a Reply